(54-11) 4394-1525
info@brandam.com.ar

Notas

Casos clínicos

Bio materiales

Materiales empleados en la confección de los implantes dentales.

Mucho se ha hablado acerca de los materiales a emplear. Durante años se probaron diversos tipos, y los mismos se pueden clasificar según:

Su origen
Metálicos:
 Titanio , aceros quirúrgicos, tantalio , etc
No metálicos: Oxido de aluminio cerámico ,hidroxiapatita , Carbón inerte, Zafiro Acrílicos u otros polímeros (siliconas). 

Para mejorar la idea de cómo actúan los implantes podemos aclarar que los implantes mamarios son de siliconas que si bien no se colocan dentro del hueso reaccionan fabricando una cicatriz fibrosa entre el mismo y los tejidos circundantes.

De los estudios microscópicos, surgió suficiente información para poder estudiar la unión que se produce entre el hueso y el implante. Los implantes deben estar en contacto íntimo con el hueso. No debe existir formación de tejidos blandos que separen al implante del hueso porque esto le quita estabilidad y disminuye la viabilidad futura del implante cuando se lo exponga a las cargas de la masticación.

Por lo tanto de acuerdo a como se unen al hueso, los implantes se clasifican en:
Implantes que realizan una cicatriz fibrosa: 
algunos aceros, acrílicos u otros polímeros.
Implantes que provocan un contacto osteoide u condroide: algunos aceros, óxido de aluminio cerámico algunos acrilatos.

Implantes que provocan una buena biocompatibilidad ósea (BIOINERTES) Titanio, Plasma de titanio, Oxido de aluminio cerámicos, Carbón inerte

Implantes que se identifican tanto con el hueso que se reabsorben (BIOACTIVOS) Apatita sintética, vidrio-biológico, Vidrio cerámico

Se puede decir que los materiales que tienen muy buenas propiedades mecánicas, poseen una pobre calidad biológica.

Los óxidos de aluminio cerámicos son excelentes materiales en lo concerniente a la biocompatibilidad, pero son blandos y se fracturan fácilmente. Por otra parte el titanio ha demostrado ser altamente bioinerte y esa es la cualidad que lo destaca , además la dureza que posee es suficiente y determina que sea por su excelencia el material mas utilizado en la actualidad.

Bioinerte significa que no interfiere con el proceso de cicatrización normal. Es decir le permite al hueso que se repare por sus propios medios.         

Clasificación del estado oseo de los maxilares:

Clasificados de acuerdo a su reabsorción. Como ya he mencionado anteriormente, cuando los dientes son extraídos, los maxilares comienzan un proceso de reabsorción debido a que el hueso alveolar – apófisis de los huesos maxilares y nacido para sostener los dientes– pierde razón de existir. También la presión que ejercen las prótesis removibles sobre la mucosa bucal transmitiendo esta la misma al hueso incrementa la velocidad de reabsorción.

Ahora bien, no todos las personas responden igual ante esta falta de dientes y no todos utilizan prótesis removibles y aunque así lo hicieran los huesos no responden de la misma manera.

A manera ilustrativa, les presentamos unos gráficos de cómo se clasifican los huesos maxilares y mandibulares en cuanto a su reabsorción. Los mismos son clasificado en A-B-C-y D. 

Tipo A- Borde alveolar virtualmente intacto. 
Este hueso presenta altura y ancho suficiente para colocar cualquier tipo de implantes, tanto en su largo como en su ancho.

Tipo B- Borde alveolar reabsorbido minimamente.
Mantiene el ancho pero el alto se ve un poco disminuido. No presenta problemas ante la colocación de implantes 

Tipo C- Estado bastante avanzado de reabsorción que lleva hasta la base del arco dental. 
Nos encontramos que debemos colocar implantes mas finos y mas cortos. 

Tipo D- Reabsorción inicial de la base del arco dental. 
El alto se mantuvo, pero el ancho no es suficiente para soportar un implante. Se deberá realizar un injerto de hueso con el objeto de crear hueso en la parte frontal. 

Tipo E- Extrema reabsorción.
Necesita imperiosamente la colocación de injertos para soportar algún tipo de implantes. 

Otra clasificación de las reabsorciones óseas nos muestran este esquema.

Clase I: Reabsorción de la cara vestibular ósea.
Clase II: Reabsorción de la cresta alveolar.
Clase III: Reabsorción combinada de la cresta alveolar y la cara vestibular ósea. 

Clasificación de acuerdo a la calidad

Por otra parte la calidad ósea depende de cómo están compuestos esos huesos. Los mismos pueden presentar corticales muy grandes o enormes espacios con un hueso esponjoso con lagunas muy grandes. Esas diferencias son las que condicionan los tipos de implantes a utilizar y determina el método que se empleará. 

Les presentamos una clasificación de implantes por su calidad: 

Tipo 1 con un hueso muy homogéneo y compacto.
Este hueso es ideal para los implantes de carga inmediata.

Tipo 2 Este hueso tiene una gran cortical dura que rodea a la travécula del hueso.
También es un buen hueso para implantes de carga inmediata.


Tipo 3 En este caso la cortical es muy finita y muy trabeculado.
Este tipo de hueso debemos esperar la oseointegración. Bueno para ser usado con implantes compresivos.

Tipo 4 En este caso la cortical es muy finita y la parte esponjosa muy grande.
Este tipo de hueso es particularmente complejo, se debe de mejorar la calidad ósea y el tiempo de espera deberá ser mas largo.

Obviamente los casos que presentan huesos del tipo 3 y 4 son los mas difíciles para realizarles implantes 

Clasificación de implantes según su carga:
Cargar el implante significa someterlo a fuerzas. En nuestro caso hablamos de la masticación.

Hay 2 formas posibles de realizar un implante: El colocarlo y esperar el tiempo necesario de cicatrización (oseointegración) o carga mediata o bien colocarlo y cargarlo inmediatamente y que la cicatrización se realice mientras el implante está en función.

Generalmente y siguiendo los protocolos establecidos por Branemark luego de la colocación de los implantes debemos esperar un tiempo prudencial para que se realice la cicatrización ósea u óseointegración , que en el maxilar inferior es de 4 meses y en el maxilar superior es de 6 meses.

Cuando la implantología odontológica nació, se colocaban implantes de carga inmediata , así los implante tipo hoja de Linkow, agujas de Scialom, tornillos de Tramonte, Sandhaus o tipo Ledermann. Luego esta carga fue abandonada durante 20 años y recientemente están comenzando a haber implantes de una sola fase quirúrgica reeditando lo hecho anteriormente.

Ocurre que luego de muchos trabajos de investigación se puede observar que –ante la indicación correcta y comparado con otros tipos de carga - estadísticamente no era significativo el grado de complicaciones que se presentaron.

Los implantes de carga inmediata son unos tornillos que se colocan en el hueso provocando una óseo compresión lateral sumamente elevada. Obtendremos una muy elevada estabilidad primaria y altísima fijación que nos permitirá construir nuestra prótesis sin riesgo alguno. De todas maneras el tornillo ( al ser de titanio) se va a óseo integrar como lo haría cualquier otro implante.

Como los implantes no se mueven como los dientes, este va a , si el hueso es de buena calidad , oseointegrarse sin problemas . Cuando se pueden cargar los implantes inmediatamente, podemos realizar las prótesis en el lapso de una semana.-

Resumiendo: No importa el método que se use, ambos llevan al mismo fin. Lo importante y con el fin de no tropezar es definir bien el camino al comenzar el tratamiento. 

Ventajas de la carga inmediata:
Permite hacer y terminar todo el proceso quirúrgico de una sola vez

En algunos pacientes (depende el tipo de hueso) se puede realizar todo el procedimiento en 10 días.

Algunas veces podemos obviar el realizar grandes incisiones.

Si este tipo de implantes fracasa, siempre se puede realizar el implante de carga mediata. 

Desventajas:
No es universal ( No sirve para todos los casos) .

Ventajas de la carga mediata o diferida u proceso de oseointegración:
Es universal
Tiene protocolos ampliamente estudiados
Es predecible 

Desventajas:
Hay que esperar el proceso de óseointegración- Tener un poco de paciencia.